GHEE – El oro líquido de la medicina Ayurveda

El Ghee ha sido muy utilizado en Ayurveda por miles de años por sus propiedades promotoras de la salud. Hay 55-60 tipos de ghee medicado descritos en los textos ayurvédicos milenarios. Existen numerosos trabajos publicados acerca del efecto del ghee sobre los lípidos corporales, con resultados dispares.

El Ghee, también conocido como mantequilla clarificada, se prepara calentando mantequilla o nata a algo más de 100 º C para eliminar el contenido de agua por ebullición y la evaporación, y luego filtrando los sólidos de leche precipitadas. El Ghee es conocido como ghrta (comúnmente deletreado ghrita) en sánscrito. El Ayurveda ha considerado tradicionalmente el ghee como la más saludable fuente de grasa comestible, con muchas propiedades beneficiosas. Según el Ayurveda, ghee promueve la longevidad y protege al cuerpo de varias enfermedades. Se incrementa el fuego digestivo (agni) y mejora la absorción y asimilación. Nutre Ojas, la esencia sutil de todos los tejidos del cuerpo (dhatus). Mejora la memoria y fortalece el sistema nervioso y al cerebro. Se lubrica los tejidos conectivos, haciendo así que el cuerpo sea más flexible. Con respecto a los tres doshas (los principios de organización que gobiernan la fisiología), el ghee pacifica Vata y Pitta, para Kapha es aceptable en moderación. Se lo administra solo o se lo utiliza en conjunción con hierbas para el tratamiento de diversos trastornos. Hay 55-60 tipos de ghee medicado descriptos en los textos ayurvédicos.

Las fuentes: el ghee generalmente es de origen animal. De cualquier leche de origen animal puede extraerse el ghee. El más común es el ghee de vaca aunque también está extendida la producción del ghee de búfalo.

También se puede preparar a partir de aceites vegetales y, en los artículos científicos, se señala que este tipo es el que tiene más tendencia a producir hipercolesterolemia. En este caso recibe en la India el nombre de vanaspati.

La preparación: El ghee se puede producir según el método tradicional que se usa en los poblados de la India. Generalmente es el método que repetimos de manera casera cuando lo fabricamos en nuestros hogares o cuando se produce artesanalmente para la venta. En este caso se conservarían el 82% de las grasas de la leche.

La receta al final del texto.

El contenido: el 99-99.5% del ghee tiene las grasas de la leche. La humedad no supera el 0.5%. El residuo de ghee que se produce en la preparación también tiene propiedades antioxidantes y aromatizantes. Tiene menos ácidos grasos de cadena más corta y de ácidos grasos saturados y más ácidos grasos insaturados que el ghee. Las proteínas están en su mayoría desnaturalizadas y faltan algunos aminoácidos importantes (lisina, metionina y triptófano)

Los gunas: según el Ayurveda es un alimento de cualidad sátvica y forma parte de muchas preparaciones medicinales. Se utiliza como medhya rasayana, para promover la inteligencia, y también para el manejo de distintos desequilibrios de Pitta.

En relación a los efectos del ghee sobre los lípidos corporales:

En las últimas dos o tres décadas, el ghee ha sido involucrado en la creciente prevalencia de la enfermedad coronaria hindúes que viven fuera de la India, así como las clases socioeconómicas altas que viven en las grandes ciudades de dicho país. Los datos disponibles en la literatura no apoyan una conclusión de los efectos nocivos del consumo moderado de ghee en la población general. Raheja señala que los hindúes antes tenían una baja incidencia de enfermedad coronaria y por generaciones habían estado utilizando ghee en su cocina, que es baja en PUFA como ácido linoleico y ácido araquidónico. La epidemia de enfermedad coronaria en la India comenzó hace dos o tres décadas atrás, cuando las grasas tradicionales fueron sustituidas por aceites ricos en ácido linoleico y ácido araquidónico, así como los ácidos grasos que componen el 40% de vanaspat. La adulteración de ghee preparado comercialmente con vanaspati es también frecuente en la India[vii]. A la luz de esto, los investigadores investigan ghee debe garantizar que la mantequilla de búfalo utilizada en sus experimentos no está adulterado con vanaspati (ghee elaborado con aceites vegetales) que podría producir resultados falsos.

Algunos resultados indican que la suplementación de dietas con lípidos del ghee aumentarían la excreción de los componentes de la bilis y de esa manera descenderían los niveles de colesterol en suero.

Otros estudios refieren aumento del colesterol total, mientras que otros dicen que lo reduce y alguno señala incrementos en el colesterol HDL.

Un estudio realizado en una población rural de la India mostraron una prevalencia significativamente menor de enfermedad cardiaca coronaria en hombres que consumían mayores cantidades de ghee. Las dosis altas de ghee medicado disminuyeron el colesterol total, los triglicéridos, los fosfolípidos y ésteres de colesterol en pacientes con psoriasis. También hubo mejoras significativas en los síntomas de los pacientes con psoriasis. MAK-4, una mezcla de hierbas que contiene ghee, incrementó la resistencia del colesterol LDL a la oxidación en pacientes hiperlipidémicos y no tuvo ningún efecto sobre los niveles de colesterol sérico total, HDL, LDL, o triglicéridos en estos pacientes. Otras mezclas que contienen ghee han mostrado efectos hepatoprotector, actividad anticonvulsivante, efectos en la mejora de la memoria, y la mejora de la cicatrización de heridas.

Dado que no hay acuerdo sobre los efectos, por dicho motivo, una sugerencia práctica: en los pacientes hipercolesterolémicos, se deben usar otros productos para el consumo interno, salvo que haya indicación médica precisa y que sea vigilada por un profesional médico.

El ghee y el masaje:

El ghee es uno de los productos fundamentales con los que se realiza el Purvakarma, o sea los procedimientos previos al Panchakarma. En este caso se lo utiliza para la oleación interna.

En el caso del masaje el uso más extendido es para el tratamiento de las enfermedades de la piel relacionadas con desequilibrios Pitta. Esta es una indicación común y de uso frecuente en los centros hospitalarios de la India. En mi consultorio en Lima – Perú, también lo utilizo en algunos casos seleccionados de masaje abhyanga y en masajes ayurvédicos localizados, incluyendo algunos pacientes que están recibiendo terapia radiante.

Fuente: http://www.medicinaayurveda.org

Elaboración del Ghee

 

  1. Se pone una barra de mantequilla sin sal y de preferencia orgánica en la olla a fuego lento y se va removiendo para derretirla. Durante todo el proceso se deberá ir removiendo constantemente y evitar que la mantequilla se queme.
  2.  Cuando empiece a hervir se formará una espuma que NO se ha de retirar, sino que hay que esperar a que esta se evapore.
  3. Se mantendrá hirviendo hasta que la mantequilla se haga más líquida y alcance un color dorado. En las paredes de la olla quedará la proteína a medida que se vaya haciendo el ghee y cogerá un color tostado y tendrá un olor a galleta.
  4. Para comprobar que el ghee está hecho se ha de hacer “la prueba del algodón”. Se retira la olla del fuego y se coge un trocito de algodón o un hisopo. Se moja un poquito el algodón en el ghee y se comprueba directamente en el fuego si chisporrotea. Si ya no chisporrotea es que ya no hay agua y está hecho.
  5. Acto seguido se pone en el colador o papel de filtrar café,  se coloca encima del recipiente de vidrio y se vierte el ghee para que así quede retenida toda la proteína.
  6. Se deja enfriar sin tapar y a medida que se va enfriando cogerá consistencia y se solidificará (en verano quedará menos consistente y en invierno quedará completamente frío como la mantequilla aunque la textura siempre será granulada). Se conserva fuera de la nevera durante un año.

Consejo

Se ha de ir con sumo cuidado a partir de que empieza a cambiar el color del ghee, ya que si dejamos que se haga mucho cogería un color demasiado oscuro. Sería un ghee pasado o quemado. Por ello, es recomendable ir probando con el algodón y si no está hecho continuar. De todas maneras si esto ocurre no tirarlo, ya que puede servir como hidratante para la piel (entre otros muchos remedios).

Utilidades del Ghee

* Es un sustituto de la mantequilla, por lo que se puede comer en tostadas para el desayuno o en recetas de cocina.
* Se puede sustituir por el aceite a la hora de cocinar.
* Es un buen hidratante de la piel, así como un buen protector. También sirve para las quemaduras del sol.
* Es un buen lubricante para los ojos y un potenciador de la vista, por lo que se puede utilizar cada mañana directamente en lo ojos (se pone con la yema del dedo en el lagrimal y se extiende).
* No engorda aunque las personas obesas deben tomarlo con prudencia.
* El Ghee equilibra los fluidos/residuos corporales (heces, orina y sudor).
* Es un buen vehículo de transporte a nivel celular.
* Es Tridosha (es bueno para todos los Doshas, Vata, Pitta y Kapha, pero en exceso provoca obesidad, por lo que no se debe abusar).
* Aumenta el Agni (ayuda en la digestión).

Para mas información, no dudes en escribirme.

Marjorie 🙂

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s